Pluma Negra

Pluma Negra-imagen

JOSÉ CALZADA

QUIERE OPLE PERLAS DE LA VIRGEN EN 2017

En una verdadera carta a los Reyes Magos se convirtió la ambiciosa propuesta del Órgano Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz que elaboró el consejero de Administración, Juan Manuel Vázquez Barajas y que este día será entregada a la Secretaría de Finanzas y Planeación para que a su vez sea enviada a la Legislatura de Veracruz y en su caso aprobada, pero el planteamiento de aumento es desorbitante, casi del 50 por ciento, sobre todo si se toma en cuenta que en el 2016 se presupuestaron mil nueve millones de pesos, de los que les deben más del 40 por ciento.

Llama la atención que de la propuesta de mil 500 millones de pesos, el OPLE propone el 37 por ciento, es decir, unos 550 millones de pesos para Servicios Personales lo que significa sueldos para los consejeros, los del Consejo General y los municipales que operarán la elección municipal y la distrital extraordinaria de Cosoleacaque que está pendiente por la anulación del triunfo de MORENA.

El presupuesto contempla otros 550 millones de pesos para servicios generales, materiales y suministros, un 36 por ciento de los mil 500 millones de pesos para la organización del proceso electoral.

El siguiente tercio del presupuesto sería repartido entre los partidos políticos participantes en el proceso electoral que deberá arrancar en el mes de noviembre con la instalación del Consejero General.

De esa manera el consejero Barajas busca alcanzar el país de la maravillas con un generoso presupuesto en un estado quebrado y con una Tesorería que no ha sido capaz de cumplir siquiera con lo elemental del presupuesto 2016, cientos de trabajadores reciben en sistema de goteo sus quincenas, sin que nada puedan hacer.

Para los consejeros del OPLE, es importante privilegiar sus sueldos, ya que la propuesta es de 20 millones de pesos para la presidencia y 70 para los siete consejeros electorales. La organización de la elección pasa así a segundo término, y todo lo demás al ahí se va, porque la intención es el beneficio personal, es lo que plantea Vázquez Barajas en el presupuesto.

LO DEL AGUA AL AGUA

De un momento a otro, las comisiones legislativas de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Aguas y de Hacienda Municipal en el Congreso Local, darán la sorpresa de aprobar la extinción del SAS que está pendiente y que se ha convertido en un dolor de cabeza para el alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil por la sobrevivencia del Sindicato de lo que fue el Sistema de Agua y Saneamiento de Veracruz que ya fue concesionado al Grupo MAS.

Los ex trabajadores de SAS mantienen en un insomnio permanente al alcalde porteño, que no cuenta con los interlocutores adecuados para resolver el problema con la lideresa sindical, Angélica Navarrete.

Pero en cuanto, el quiebre del negocio del agua en la zona conurbada Veracruz, es público y notorio, la abultada nómina de trabajadores sindicalizados y de confianza, la disposición del presupuesto para campañas políticas, el abuso en los consumidores al no pagar el servicio y que obligaba al gobierno del estado a subsidiar la operación del suministro del vital líquido.

El SAS, tal como estaba, gastaba más de lo recaudaba, por lo tanto, no era negocio, y menos aún tenía dinero para invertir. La propuesta de Grupo MAS es operar con 400 trabajadores y no con mil 400 como lo hizo por décadas el SAS. Ahora, las prestaciones que pagan son de acuerdo a Ley, y no los absurdos que pagaba el SAS, de esta forma, reducen el gasto y consiguen gastar menos de lo que se recauda.

Pero, para el Grupo MAS, propone para que esta recaudación sea suficiente para invertir, ésta debe revalorizarse, ya que durante ocho años la tarifa en Veracruz no era ajustada por inflaciónn, que en suma acumuló más de 35 por ciento de desvalorización del costo del servicio ya que en función de esto, el Gobierno del Estado enviaba dinero al SAS para subsidiar estos aumentos.

El problema es que ahora, el Gobierno del Estado está más quebrado que el propio SAS por eso también la propuesta del Grupo MAS es aumentar la tarifa en 29.9 por ciento, lo cual es razonable si se valora todo lo anterior.

En esta encrucijada, los concesionarios no tienen como hacer negocio y al mismo tiempo prestar un mejor servicio, más que con el aumento a las tarifas para dar los resultados que los usuarios esperan.

La inversión propuesta está direccionada para revitalizar y rehabilitar la infraestructura existente que está cayéndose a pedazos, para qué “ampliar” un servicio si lo que antes se debe hacer es arreglar el sistema que existe para que primero tenga condiciones de dar un buen servicio, para luego si ampliar la cobertura.

Que no nos engañen haciéndonos creer que romper las calles para colocar tubería nueva es la solución que trae esta Concesión, porque eso sería más una mentira y una politización de esta concesión, pero hasta ahora el Gobierno del Estado no ha dado las garantías para que esa empresa entre a operar de forma Segura. Es necesario que ya le pongan un punto final a este asunto del Sindicato del SAS y que ya se publique los aumentos de tarifa que se deben realizar, para que la concesionaria tenga condición efectiva de realizar las inversiones. De otra forma solamente se va conseguir desincentivar a cualquier inversionista privado, y así como está nuestro estado de Veracruz, no tiene dinero ni para pagar las billonarias deudas que tiene, menos aún tendrá para seguir subsidiando los salarios absurdos que tenían los trabajadores del extinto SAS.

LES VALE LA PROTECCION CIVIL A DIPUTADOS

Ayer se realizó en el Palacio Legislativo un simulacro de sismo en el marco del mes de la Protección Civil para clausurar un taller en la materia que ofreció personal de la Secretaría de Protección Civil, sin embargo, el evento sirvió para desnudar los verdaderos intereses de los diputados y los desintereses, toda vez que ni siquiera los integrantes de la Comisión Permanente de Protección Civil se presentaron.

Dicha comisión está integrada en la Presidencia por el panista Julen Remetería del Puerto, en la Secretaría el priísta, Ciro González Porra y en la Vocalía el diputado del PVEM, Eduardo Sánchez Macías, ninguno se presenta ni mostró interés por una de las áreas que son talón de Aquiles para el actual gobierno del estado, toda vez que en cada temporada de huracanes se registran saldos rojos con muertos.

Y si no existe interés de los legisladores encargados de esa comisión, del resto de los representantes populares mucho menos, porque no se presentaron tampoco, aunque muchos de ellos hacían fila en Tesorería para cobrar sus respectivas y jugosas quincenas por su desempeño.

plumanegra12@gmail.com

Deja tus Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*