Pluma Negra

José Calzada

SERGIO RODRÍGUEZ LA PUNTA DEL ICEBERG

ADIÓS TEMBLADERAS

 

El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares alcanzado mediante una rara combinación del agua y el aceite en la alianza de la derecha con la izquierda empieza dar señales de descomposición, no podía ser de otra manera por el propio origen está destinado a la pudrición antes de que concluya a pesar de que su periodo es el más corto en la historia reciente del estado de Veracruz. Aunque se han dado expresiones de jaloneos al interior del gobierno de coalición, sin duda alguna que la más fuerte es la del diputado local Sergio Rodríguez, una incisión pública que revela las diferencias en el Congreso y en el Gobierno entre los socios políticos.

Al ser retirado de la Comisión de Hacienda en el Congreso Local que es una de las más jugosas porque ahí se reportan todos los alcaldes para no tener problemas en el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) con sus cuentas públicas, reventó en el Pleno del Congreso y sacó los trapos del gobierno al sol, al evidenciar que en el Poder Legislativo las cosas se hacen a capricho del gobernador y que se tuerce la ley con frecuencia, situación con la que ahora no están de acuerdo los del PRD. Un poco tarde para darse cuenta de la calidad moral de su socio político.

La situación coloca en una desnudez al gobierno de Miguel Ángel Yunes, sin embargo, quienes pierden son los perredistas que observan una reducción importante en el margen de operación política.

Los que siguen en la lista de bajas del gobierno del cambio, son encabezados por el propio Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, la ex diputada Ana María Condado Escamilla y Uriel Flores Aguayo quienes ocupan cargos en la Secretaría de Educación de Veracruz. La idea del gobierno es apretar al socio menor para que acepte las condiciones leoninas para mantener la alianza para el 2018, situación que es difícil en virtud de que la elección local será acompañada de la federal presidencial y ahí será otra historia, por lo pronto, Yunes Linares busca someter al PRD para hacer su voluntad en el gobierno y en lo político.

Viejo zorro en las negociaciones políticas y sin tapujos Sergio Rodríguez soltó que fue orden del gobernador Miguel Ángel Yunes la decisión del presidente de la Junta de Coordinación Política Sergio Hernández para retirarle la Comisión de Hacienda en la LXIV Legislatura de Veracruz.

El motivo público del rompimiento es el cuestionamiento que Sergio Rodríguez hizo en la tribuna del gasto público del gobierno estatal, es decir, una denuncia de opacidad en el manejo del dinero público. Es por eso que vino la orden tajante y con solo 23 votos de los diputados procedió el cumplimiento de la instrucción, la mayoría de los perredistas se abstuvieron junto con los representantes de los otros partidos políticos que de plano no quisieron meterse en líos en un pleito del cual no conocen el fondo.

Y precisamente el fondo de este pleito entre los perredistas y panistas se revelará en breve y es muy posible que el legislador del PRD sufra las consecuencias de investigaciones y hasta un juicio de procedencia para su desafuero en caso de que las cosas empeoren.

ADIÓS TEMBLADERAS

Lo que se negó incluso en un video del propio gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, es una realidad terrible que atenta contra el medio ambiente y condena a futuras inundaciones al norponiente del municipio de Veracruz al rellenar el vaso regulador de agua, el uso comercial de la zona de tembladeras que es una Área Natural Protegida y reserva Ecológica desde noviembre del 2010.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDEMA), autorizó a la empresa Ansasa Inmobliaria S.A de C.V el proyecto para la construcción y operación de un Hospital Covadonga, un hotel, una plaza comercial y estacionamientos en una superficie de 39 mil 525 metros cuadrados de la zona conocida como Tembladeras, un duro golpe a la ecología del puerto de Veracruz, terrenos ganados por los intereses económicos.

En el dictamen, Julio Antonio Flores Guevara director general de Gestión Ambiental y Recursos Naturales de SEDEMA el pasado 31 de enero,  autoriza a la inmobiliaria el desarrollo del proyecto con la condición de llevar a cabo acciones de mitigación para los recursos naturales, sin tomar en cuenta que el reducto ambiental y sus funciones para la zona son únicos y que no hay manera de sustituir a la naturaleza de los manglares que son fuente de vida y que absorben los grandes volúmenes de agua de lluvia, al rellenar esa zona el agua buscará nuevas salidas hacia las decenas de unidades habitacionales que la rodean.

Estas son las endebles condiciones del gobierno del estado; “Esta Dirección General considera legalmente como válida dicha autorización, ya que se trata de una autoridad competente y que estaba en conocimiento de todos los elementos que aquí se han mencionado, sin embargo, agrega que el Promovente [que en este caso es ANSASA Inmobiliaria S.A. de C.V.] debe de asegurar el tratamiento de aguas negras con apego a lo indicado en el estudio de impacto ambiental [En la MIA entregada por la constructora jamás hubo una exposición de algún estudio] que ingreso [más bien ingresó] a la SEDEMA y obtener su autorización ante la instancia ambiental pertinente, con la finalidad de que sus descargas cumplan con los parámetros máximos permisibles, además de presentar un reporte de monitoreo de descargas con periodicidad trimestral como máximo, considerando que en la zona no existe red de drenaje”.

Tembladeras abarca 346 hectáreas y cuenta con una vegetación de selva baja, selva inundable, popal y tular. La fauna también es variada, se pueden encontrar animales como la zorra gris, mapache, coyote, tlacuache, armadillo, cacomixtle y comadreja; en reptiles la iguana verde, tlaconete, rana leopardo, boa constrictora, tortuga casquito, tortuga de pantano, tortuga pinta, tortuga tres lomos y cocodrilo de pantano.

En los últimos años, el impacto habitacional e industrial ha ocasionado la pérdida de la capacidad de absorción de agua en el humedal, ocasionándose inundaciones. También está la existencia de basureros y las descargas de aguas negras en el humedal.

El no detener este tipo de autorizaciones, traerá como consecuencia, pérdidas humanas y económicas que ningún gobierno podrá solucionar aun con apoyos extranjeros, ya que la perspectiva es que estos impactos serán cada vez más frecuente e intensos y golpearán a países que tradicionalmente aportan ayuda económica ante este tipo de siniestros, lo cual por lógica, atenderán primero sus prioridades dejando de lado a otros países. El costo por la pérdida de los bienes muebles e inmuebles tiene un precio, pero el daño al medio ambiente es incalculable, incluso los daños pueden ser irreversibles ocasionando la desaparición de todos los bienes y servicios ambientales locales y regionales. Existirán varias consecuencias ambientales y naturales sobre todo en temporadas de lluvias y huracanes pues esta zona funge como vaso regulador para prevenir inundaciones.

plumanegra12@gmail.com

Deja tus Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*