Integrará PC Córdoba nuevas zonas de deslaves al Atlas de Riesgo

img_4340

Participa personal de la Unidad Municipal en capacitación de ofrecida por el Cenapred

Córdoba, Ver.- Con la finalidad de detectar zonas susceptibles a deslaves e integrarlas al Atlas de Riesgo de Protección Civil, autoridades municipales y de la Unidad Municipal de Protección Civil, participaron en la capacitación “Identificación de causas que propician deslizamientos y medidas de prevención, programa presencial 2016”, organizado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Jesús Ávalos Ibarra, jefe de la Unidad Municipal de Protección Civil en Córdoba, señaló que en Córdoba los puntos que se tienen identificadas como zonas de deslaves son Colorines, Venustiano Carranza, Ampliación Carriles, Millán, Cuauhtémoc y la ribera del río San Antonio.

“Esta capacitación nos servirá para la inspección de susceptibilidad de laderas en colonias que ya tenemos ubicadas como propensas a deslaves y así poderlas anexar al Atlas de riesgo de Protección Civil, además de ampliar el conocimiento de cómo detectar riesgos en laderas inestables y cómo hacer para disminuir el riesgo”, expresó el funcionario.

Ávalos Ibarra explicó que a estas pláticas de “Programas de capacitación en Protección civil 2016” participó también el regidor Raúl Sentíes Portilla, ya que el propósito es formar servidores públicos que trabajen en actividades vinculadas a la Gestión Integral de Riesgos, con la finalidad de mejorar sus competencias en temas de prevención y protección civil.

Precisó que entre los temas vistos durante diez horas de capacitación, destacaron: Causas que propician deslizamientos, qué hacer para no afectar la estabilidad de una ladera y cómo disminuir el riesgo.

Resaltó la coordinación requerida por parte de las autoridades municipales con la Coordinación de Ecología y Medio Ambiente para estar pendientes de que no se corten árboles ni se destruya la vegetación, y en caso de Obras Públicas el no escarbar al pie de las laderas, detectar movimientos de agua y fuga de drenaje o agua, para su reparación inmediata y así evitar daños.

“Las familias deberán revisar constantemente las paredes, pisos y techos en busca de posibles grietas, hundimientos, expansiones del terreno que pudieran propiciar un hundimiento o deslave, ya que la vida es lo más importante y el presidente Tomás Ríos Bernal ha solicitado poner especial atención a todas las viviendas que corren riesgo de un deslave”, dijo.

El jefe de la Unidad Municipal de Protección Civil, expresó que se deberán tomar en cuenta todas las indicaciones ya que según las estadísticas del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), las montañas, sierras, cerros y lomas conforman el 47 por ciento del territorio nacional y de ello el 17 por ciento tiene la probabilidad de presentar inestabilidad de laderas.

Añadió que por ello, cada temporada de lluvias, la Unidad Municipal de Protección Civil monitorea todas las zonas de riesgo, ya que el suelo se llega a saturar por el exceso de agua, además, de los efectos generados por la deforestación o excavaciones inadecuadas en la construcción de obras.

“En el caso de Córdoba, los deslaves que se han presentado han sido por las fuertes lluvias, sin embargo, la recomendación para la ciudadanía siempre ha sido no asentarse sobre lugares propensos como Colorines, Venustiano Carranza, Ampliación Carriles, Agustín Millán, Cuauhtémoc y la ribera del río San Antonio”, enfatizó Ávalos Ibarra.

Deja tus Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*