La epidemia silenciosa del Zika, en Veracruz

info-zika

Juan E. Flores Mateos

Veracruz, hasta la semana pasada, ya era el estado con el primer lugar en el número de casos de Zika. Fernando Benítez Obeso, secretario de salud estatal, callado. Veracruz, en tan sólo un par de semanas, superó a Guerrero y Chiapas, que tenían el primer y segundo lugar respectivamente.

La epidemia madrugó al sistema de salud ya que había una deuda con el área de Vectores, los encargados de hacer las fumigaciones en la ciudad. Aunque ellos dicen que la epidemia se acrecentó sólo por la mala cultura de la población.

Académico advierte prestarle atención a los casos de embarazadas ya que en febrero de este año, la OMS demostró que los casos de microcefalia se relacionan con el virus del Zika. Este se transmite mediante el cordón umbilical, algo nunca antes visto por los investigadores de la salud.

—Oye, fíjate que el primo de un amigo tiene el Zika.
—Es verdad, la prima de un amigo también lo tiene. Pero eso no es todo. También a una vecina le acaba de dar. Está toda enronchada.
—¡Tienes razón! ¡También a la vecina del vecino de mi vecino le acaba de dar!¡De la que me he salvado porque todo mundo lo tiene!
Esa es una plática de dos personas cualquiera en el puerto de Veracruz que no han tenido Zika pero que seguro lo tendrán. Una plática que bien pudo ser escuchada en el café, en el mercado, en plazas comerciales, afuera de las primarias, con la señora del Avón y hasta en funerales.
Y es que el virus causado por el mosco Aedes Aegypti —el mismo que causa el dengue y el chikungunya—ha puesto de cabeza no sólo a médicos del puerto de Veracruz, también a la Secretaría de Salud de Veracruz (SESVER): no se conoce mucho sobre el alcance del virus pues apenas está en fase de estudio.
Pero lo alarmante no es que la secretaría de salud estatal no conozca tanto del virus, la Organización Mundial de la Salud tampoco tiene muchos datos: Sino que por cuestiones políticas, las instituciones locales no han querido decir que lo que se vive al menos en el puerto, es una epidemia.
Además la deuda contraída con el personal de Vectores —el área encargada de atender este tipo de brotes— hasta mediados de agosto pasado no había sido pagada, lo que influyó que los fumigadores no cumplieran con la demanda que implica el crecimiento de una epidemia —brote local— como la que se comenzó a gestar en el estado de Veracruz este año.

¿Qué cifras hay?

Las cifras hasta el último corte hecho la semana pasada por la Secretaría de Salud son las que siguen: A nivel nacional se han registrado 2, 782 casos. Veracruz es el primer lugar con 680 casos. Le sigue Guerrero con 666 y Chiapas con 657. De todos esos casos a nivel nacional, 1,200 se detectaron en mujeres embarazadas. Chiapas en este sentido es el primer lugar, seguido de Guerrero. Veracruz es tercero.
Pero las cifras parecieran no coincidir con la realidad. Ya que por lo menos entre el lunes 29 de agosto y el sábado 3 de septiembre, locales de venta de jugo de caña y de agua de coco del puerto de Veracruz se atiborraron de compradores.
Las filas, fácilmente, alcanzaron por lo menos en esa semana, las 300 personas por día. Así que si esas cifras alcanzaran la realidad, en dos días y medio todos los enfermos diagnosticados con Zika se hubieran formado, por ejemplo, en la tienda ubicada en avenida La Fragua a comprar.
El Instituto Mexicano del Seguro Social ha estado recibiendo de 3 a 5 pacientes con cuadros clínicos de Zika por semana. En el ISSSTE de 5 a 7. Pero es en el Sector Salud, es decir, Centros de Salud, Clínicas Regionales y el Hospital General de Alta Especialidad donde han estado recibiendo 8 de cada diez.
Doctores de consultorios privados consultados han comentado que de ocho de diez casos que han atendido son con cuadros clínicos similares a los del Zika.

La historia del Zika y su llegada a México

El virus del Zika fue descubierto por accidente en el año de 1947. Esto ocurrió en un bosque llamado, valga la redundancia, Zika, ubicado en Uganda. Científicos estudiaban el virus de la fiebre amarilla cuando reconocieron en un mono Rhesus síntomas muy diferentes a los que estaban analizando.
Por obvias razones, al virus le pusieron el nombre del lugar donde fue descubierto. De ahí, no se supo mucho del virus hasta que entre los años de 1977 y 1978 fue detectado en Pakistán. No se tiene registros del virus hasta 30 años después: en el 2007 se reportaron casos en Micronesia. Seis años después, en 2013, el virus apareció en la Polinesia Francesa.
Hasta entonces, no se conocía mucho del virus. Incluso investigadores de la Organización Mundial de la Salud lo consideraban inofensivo. “Un dengue menor” le llamaron incluso. Pero todo cambió después de agosto de 2014.
Se descubrió que fue en ese año, mediante una prueba mundial de canotaje, que el virus aterrizó en Brasil.

El virus se volvió una epidemia y un problema de salud pública para ese país sobre todo porque se comenzó a reportar en hospitales que los casos por microcefalia aumentaron. De 6.5 casos por cada cien, después de la llegada del virus, estos incrementaron a 460.
El virus fue tomado más en serio. Se le comenzó a estudiar más. Y la OMS comenzó alertar a la población médica mundial de ello. La población médica mexicana fue alertada por primera vez en junio de 2015.

Pero no fue hasta ocho meses después, en febrero de este año, que la Organización Mundial de la Salud lanzó una alerta global: se comprobó que los casos de microcefalia sí estaban directamente relacionados con la incubación del virus en las mujeres embarazadas.
Es el primer virus estudiado que se sabe que se puede contagiar mediante el cordón umbilical y el líquido amniótico. Algo que no pasa con el Virus de Inmunodeficiencia Humana(VIH) por ejemplo.

Los primeros casos de Zika en México fueron reportados el 26 de noviembre del 2015. Pero fue el 3 de diciembre que la Organización Mundial de la Salud lanzó una alerta para el país. En su página de internet, se lee:
El 26 de noviembre de 2015, las autoridades sanitarias nacionales de México notificaron a la OPS/OMS tres casos de infección por el virus de Zika, dos de ellos autóctonos (residentes en Nuevo León y Chiapas) y el otro importado (con antecedentes de viaje a Colombia). Los diagnósticos fueron hechos por el laboratorio nacional de referencia mediante la reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa. Prosiguen las investigaciones, y las autoridades sanitarias mexicanas están poniendo en marcha las correspondientes medidas de prevención y control.

En la misma página, la OMS recomienda tomar las medidas adecuadas para la prevención y mejorar sus sistemas de salud ante un posible aumento del brote. El primer caso en el Estado de Veracruz fue detectado el 10 de febrero de este año. Para ese entonces Chiapas y Oaxaca lideraban. Ambos tenían 16 casos.

Salvo una declaración del secretario de salud, Fernando Benítez Obeso de que harían una campaña comunitaria para exhortar a la ciudadanía a tener sus patios limpios la verdad es que la respuesta fue pobre. Además la secretaría de salud tenía una deuda con sus trabajadores de Vectores, los encargados de hacer las fumigaciones en las ciudades.
También la campaña mediática ha sido insuficiente. Una de las pruebas es que hasta la fecha hay muchos rumores sobre el zika que se expanden entre la población.

Uno de ellos, por ejemplo, es que la enfermedad repite. Sin embargo, los estudios hechos hasta el momento indican lo contrario.
Lo que sí hay es que si no se guarda reposo pueden venir algunas complicaciones neurológicas. Se han registrado en Brasil, por ejemplo, 26 casos del síndrome de Guillaín-Barné —el sistema inminológico se ataca a sí mismo y puede provocar paralísis— relacionados con gente padeció Zika y no tuvo los cuidados adecuados.
Por eso se recomienda asistir al médico.
El mosco Aedes Aegipty ha evolucionado
Otra de las razones de peso por la cual la epidemia parece incontrolable es por la evolución del mosco transmisor: el Aedes aegipty. El mosco ha superado la capacidad humana para controlarlo.
Se ha demostrado que aunque los huevecillos no rompen si no se rodean por unos milímetros de agua limpia, hay estudios que se hicieron en El Salvador que demostraron que el agua de los charcos ha servido como criadero. Incluso hay pruebas médicas que indican que los huevecillos pueden vivir un año en lugares secos.

Es la hembra la que transmite la enfermedad ya que es ella la que ataca. Por lo regular lo hace a la primera hora de la mañana y por la tarde. Tiene una capacidad para poner 200 huevecillos por día. Además que se aparea apenas con 24 horas de nacida.
Los huevecillos se convierten en larvas en 1 o 2 días. Las larvas se convierten en pupas en un tiempo de 1 a 4 días. Y en 2 días se convierten en adultos listos para atacar. Es decir: en 8 días puede haber un promedio de 200 moscos listos para atacar.
Los machos viven una semana. Y las hembras viven hasta un mes. Ambos tienen una capacidad de vuelo de cien metros a la redonda. La hembra selecciona a sus víctimas de acuerdo al sudor, al olor y las emanaciones del bióxido de carbono de la persona.
Una persona aumenta el riesgo de ser picada si no se baña diario. Además que la transpiración es un gran atrayente. También si usa ropa oscura o perfumes dulzones y con aroma a frutas. El mosco también es atraído por las personas cuyo olor de pies es fuerte.
Hay que decir que no basta que un mosco te pique para que el Zika se te transmita. Para ello la hembra necesita de un proceso interno. La mosca pica e inyecta su saliva en la sangre. Y es mediante la sangre conforme la hembra alimenta los huevecillos.

Cuadro clínico: síntomas

Uno de los detalles del Zika es que el cuadro clínico es diverso. Aunque en teoría debes presentar fiebre, dolor de cabeza, conjuntivitis, dolores musculares, articulares y erupciones en la piel.

Todo depende de cada persona. Hay quienes presentan más fuerte la conjuntivitis, y hay quien presenta más fuerte las erupciones en la piel. Hay quien, incluso, puede no presentar ningún síntoma.

Entre 3 y 5 días tarda de incubar la enfermedad. Y es un periodo entre 3 a 12 días que ésta desarrolla. Se sabe hasta ahora que sólo 1 de cada 5 desarrolla la enfermedad. Los otros cuatro posiblemente no presenten ninguna molestia. Lo van a estar transmitiendo sin darse cuenta.
Detectarlo es también un reto para el sistema de salud. Hasta ahora sólo hay dos maneras de saberlo.
Una es mediante el análisis de PCR, es decir, sanguíneo. Sólo que éste debe hacerse durante los primeros días que se presentan los síntomas ya que a los siete días el virus abandona la sangre.

Otra prueba es mediante los anticuerpos IGM. Sólo que ésta debe hacerse una semana después de la detección del cuadro clínico. Ya que se corre el riesgo de que salga negativo. Después de los siete días que abandona la sangre, el virus se registra en los anticuerpos que nuestro cuerpo produce para defenderse.
Sin embargo, aunque los anticuerpos son los que nos ayudan a superar el cuadro clínico de la enfermedad, el virus permanece en el fluido vaginal durante 4 meses. Y en el líquido seminal durante 9 meses.
Por lo que uno se puede contagiar de Zika al no usar protección. Los médicos recomiendan el uso del condón.

Recomendaciones de salud

Hasta ahora las recomendaciones médicas para tratar la enfermedad son el uso de acetaminofén o paracetamol para la fiebre. Y para el prurito se diagnostican antihistamínicos como la loratadina. Además que se recomienda descanso, tomar mucha agua o bebidas energéticas. Tampoco exponerse al sol.
Sin embargo, la gente en el puerto de Veracruz todavía prefiere el uso de remedios caseros como beber jugo de caña o untarse agua de coco antes de dormir para «controlar» la picazón.
Funcionarios de la secretaría de salud advierten sobre ello, ya que en el 2014 una señora de edad avanzada tomó jugo de caña cuando le fue diagnosticada con Chikungunya.

La mujer tenía diabetes por lo que tuvo complicaciones. Su sistema inmunológico terminó colapsando, no aguantó y falleció. Por eso es preferible consultar a un médico y evitar los remedios caseros y milagrosos.
No existe una vacuna para curar el Zika. El virus se encuentra todavía en fase de estudio.
Incluso a nivel mundial hay varias investigaciones que buscan neutralizarlo. Una de ellas consiste en inyectarles un gen letal a los mosquitos machos. Se pretende que mediante la actividad sexual el mosco se lo transmita a la hembra y logre que cuando esta ponga los huevecillos, estos no desarrollen, que eclosionen antes de que nazcan.

Mujeres embarazadas: riesgo aumenta durante primeras semanas

El 9 de septiembre de este año fue registrada la última prueba positiva por Zika a una mujer embarazada en el puerto de Veracruz.
El análisis se realizó en el Laboratorio de Salud ubicado en la colonia Bruno Pagliai. El número de prueba fue: EBM-M-013 y pertenece a una mujer que tiene 33 semanas de gestación. Es decir: le hacen falta siete para dar a luz. El riesgo para ella no lo es tanto pues se encuentra en las últimas semanas de embarazo.
Según las últimas investigaciones, los riesgos por microcefalia aumentan cuando el Zika infecta a mujeres durante sus primeras semanas de gestación. Por eso en lugares como Colombia y Jamaica se ha recomendado a su población femenina no embarazarse.
Los últimos estudios arrojan que el riesgo que corren es de 30 por ciento. Es decir: 3 de cada 10 embarazadas corren el riesgo de que sus hijos nazcan con microcefalia.
De esos niños que nacen con microcefalia, hay una posibilidad del que un 15 por ciento no tenga problemas para desarrollarse. El 85 por ciento restante puede nacer con retraso entre otros problemas neurológicos.

La mayoría de los datos de este texto fueron sacados de las conferencias que impartió el doctor del ISSSTE, José Manuel Hurtado Capetillo, investigador y epidemiólogo reconocido en la ciudad. En una de éstas, él advirtió:

—Hay que estar alertas, porque esta enfermedad puede marcar a toda una generación. Y lo bueno que están aquí, la mayoría jóvenes, porque son ustedes los nuevos pobladores de la tierra. Hay que retomar costumbres que se han perdido, como limpiar el frente de la casa, no almacenar cosas que no sirvan, estar atentos a los criaderos porque basta un florero, una cubeta con agua, hasta el agua del perrito si no se ha cambiado en tres días para que el mosco se reproduzca. La fumigación no es efectiva si en casa no ayudamos con los criaderos. Veracruz ya es una zona riesgo.

14339358_10210164016434977_1834146257_o

La última charla, la dio en la Sala de Videoconferencias de la USBI, en el puerto de Veracruz el miércoles 14 a medio día. En ella hizo hincapié en prestarle atención a los casos de mujeres embarazadas. Entre las cosas que contó es que el virus del Zika está poniendo en riesgo los derechos reproductivos de las mujeres:

—Han venido casos de mujeres a mi consultorio sobre el embarazo. Y ni modo de decirles que no se embaracen. Recuerdo a una de ellas, estaba un poco alertada porque tenía 40 años y me preguntaba hasta cuándo podría esperar con lo del Zika para embarazarse. Incluso hubo una que vino y me dijo: doctor, tengo 38 años, no sabe cuánto he deseado embarazarme y por fin lo he logrado. Tengo un mes de embarazo y me acaban de diagnosticar Zika. ¿Qué procede? ¿Qué es lo que debo hacer?

Deja tus Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*