Desaparece alumna de bachillerato; activan Alerta Amber 22 horas después

desaparecida_123*Fiscalía de Veracruz no sigue protocolos, tarda horas en recibir denuncia por ser día festivo

Juan E. Flores Mateos

Unas horas antes del grito de la independencia, la Fiscalía General del Estado de Veracruz le dijo a Juan Campechano Yan que no podía atenderlo, que regresara luego, que era día festivo y que no había nadie de guardia. Su hermana Lizbeth, estudiante del Ilustre Instituto Veracruzano, había desaparecido esa tarde.

Según protocolos nacionales e internacionales, las primeras 48 horas son cruciales para la localización de una persona desaparecida; sin embargo, no fue hasta la una de la mañana -12 horas después del último alistamiento de Lizbeth- que la Unidad Integral de Procuración de Justicia del Puerto de Veracruz recibió la denuncia y emitió la alerta Amber hasta las once de la mañana del día siguiente.

De acuerdo con lo que dice el protocolo publicado por la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz en abril de 2014, la alerta debe emitirse de inmediato, una vez que la autoridad tenga conocimiento de la desaparición. Para ello necesita tres criterios elementales: la persona debe ser menor de 18 años, que la persona menor de edad se encuentre en peligro inminente de sufrir un daño y que exista información suficiente sobre la persona así como de las circunstancias de su desaparición. Los tres requisitos estaban cubiertos en este caso.

Los hermanos de Lizbeth Campechano y sus amigos estuvieron haciendo campaña durante la tarde y la noche del 15 de septiembre en redes sociales. Estaban preocupados, no era habitual que Lizbeth no se reportara.

Lo último que supieron de ella fue un mensaje de whatsapp: “Me fue bien en mi examen de física, hermana. Llegando te cuento”. Eso fue a la una y veinte de la tarde, justo antes de tomar un autobús Boca del Río. Sus hermanos intentaron contactarla a las 3 de la tarde, pero no tuvieron ninguna respuesta. Lizbeth nunca llegó a su casa, ubicada en la calle de General Prim, en la zona centro; a una media hora de distancia en autobús del Instituto Ilustre Veracruzano.

Su familia, los Campechano Yan, es conocida en el estado por ser promotores del son jarocho en la ciudad de San Andrés Tuxtla, Tlacotalpan y Veracruz. El hermano de Lizbeth, toca en el grupo Mono Blanco. Se han puesto a disposición los números 22 99 05 26 83 y 22 93 19 07 54, para todo que tenga información sobre su paradero.

Al momento de su desaparición vestía el uniforme de su escuela: falda color caqui, zapatos negros y blusa escolar blanca con el logotipo de la escuela. El director del plantel, Guillermo Cinta, describe a Lizbeth como “una alumna ejemplar”, muy apegada a la familia. Sus amigos aseguran que incluso rechazó la ida a un café pues debía llegar a casa a tiempo.

Anteriormente representantes del Colectivo por la Paz, que reúne a familiares de personas desaparecidas en Veracruz, entre otras organizaciones, ya han denunciado retraso en la emisión de las alertas; en días festivos, por ejemplo, hay que aguardar a que el Fiscal Investigador llegue a sus oficinas para que se comunique con el enlace que tiene la Fiscalía General del Estado cuyo deber es emitir la alerta a las demás fiscalías del país. Hasta ahora, han pasado 32 horas desde que Lizbeth desapareció. Amigos músicos de Juan Campechano Yan, están convocando a una manifestación a mediodía del sábado en el Tranvía del Recuerdo.

Deja tus Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*